Sonntag, 28. November 2010

Inhalt Lesegruppe 2011 Lacans entwendete Brief

LESEGRUPPE


J. LACAN: „ Das Seminar über E.A. POES – Der Entwendete Brief -



INHALT:

1.Das unbewusste ist der Diskurs des Anders
2.Signifikant und Bedeutung
3.Das Subjekt des Wiederholungszwang: der Symptom
4.Man muss das Begehren buchstäblich nehmen
5.Wo ist der Ödipuskomplex in Lacans Werk zu finden ?
6.Wieso ist die Psychoanalyse keine „Tiefenpsychologie“ ?
7.Wer analysiert heute ?
8.Die ethische Dimension : Wo Es war, soll Ich werden oder ...das Unbewusste in Baltimore



Beginn: Samstag den 05.02.2011
Frequenz: jede zwei Wochen, jeweils von 17:00 bis 18:30 Uhr
Dauer: bis Ende Mai
Wo: Platz des psychoanalytischen Diskurs
Droysenstr. 19 – 10629 Berlin (S- Bahn Charlottenburg)
Gebühr: 40.- EUR / Monat

Mehr Info und Anmeldung: Claudio Steinmeyer / Handy: 0160 9103 9511 / claudiosteinmeyer@gmail.com oder @clausteinmeyer

Sonntag, 25. Juli 2010

La otra escena / Ein anderer Schauplatz






La otra escena / Ein anderer Schauplatz
Newsletter editado por el Lugar del discurso analítico en Berlín, ALEMANIA(adscripto al campo freudiano) / Newsletter herausgegeben vom Platz des psychoanalytischen Diskurs in Berlin, DEUTSCHLAND (innerhalb des freudianischen Felds)
Nr. 2 / Julio 2010 - Edición en castellano – Spanische Ausgabe




*Prólogo
*Asociación Mundial de Psicoanálisis: un analista argentino, presidente.
*Autismo, un nuevo abordaje, una ética psicoanalítica.
*Javier Aramburu, homenaje a diez años de su fallecimiento
*Berlín: se pone en marcha el Platz des psychoanalytischen Diskurs




Apreciados lectores,

este es el segundo número de nuestro Newsletter, con lo cual inauguramos una serie, en otras palabras con el 2 hacemos que el 1 sea tal. Oposición mínima exigible a cualquier lenguaje, como el código morse, de barras, castellano o alemán. En el intervalo entre el uno y el dos, han pasado cosas: la erupción de un volcán, el 7mo. Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis - AMP, un mundial de fútbol.
Del primero, volcán de nombre indecible como los dioses de Borges, podemos decir que allí donde creíamos que no había nada, había algo. O, aplicando la inversa (como hacemos a veces al soñar), suponer que hay algo donde no lo hay; una suposición de ésta índole y no otra cosa es casi todo lo que hay que saber del descubrimiento freudiano sobre lo inconsciente y la sexualidad humana. El volcán, su humo paralizante de los cielos europeos, fue signo de que algo-no-marcha. Es una buena metáfora para lo que en nuestro rudo lenguaje designamos como lo “real”.
Y en este punto señalemos que el tema del mencionado congreso fue “Semblantes y síntomas”. El semblante es lo que se opone a lo real, es nuestro invento para hacerle frente. Lo real, concepto introducido y definido por Jacques Lacan, es lo que no cesa de no escribirse. Nuestros síntomas y semblantes en cambio no cesan de escribirse.

¿Qué podemos decir del mundial? Un merecido triunfo de la selección española, quien al igual que el analista, es menos libre en su estrategia que en su táctica.
Y aquí cesamos nuestro prólogo y será, como con las cartas de amor, hasta la próxima sorpresiva vez.







PRESIDENCIA ARGENTINA DE LA AMP – París 30 de Abril 2010

El pasado 30 de Abril 2010, se celebró en París el VII Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis - AMP en torno del tema “ Semblantes y Síntomas”. Simultáneamente se llevó a cabo su Asamblea General Ordinaria en la que se eligieron los nuevos consejeros delegados. La presidencia se confió al psicoanalista argentino Leonardo Gorostiza.
En su discurso inaugural, recordaba Gorostiza que hacía 100 años se creaba en Berlín la Asociación Psicoanalítica Internacional. Una sociedad que con el tiempo se alejaría cada vez más de los mismísimos fundamentos del psicoanálisis. Por eso la AMP fue creda como una escuela animada por la transferencia y no por la sugestión, una escuela basada en la relación de cada miembro con su inconsciente antes que en la burocracia y en no confundir la formación analítica con la formación de psicoterapeutas “ de inspiración psicoanalítica”. (el agregado entre comillas es del editor). Entre los varios puntos de su programa de trabajo, Gorostiza destaca la extensión de la orientación lacaniana a países como Alemania, China y Japón.

Fte: www.elp-debates.com




FORO SOBRE AUTISMO, Barcelona - Junio 2010
El 19 de junio 2010, en Barcelona ESPAÑA, la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis – ELP, organizó en el World Trade Center el foro titulado “ Lo que la evaluación silencia – un caso urgente: el autismo”. Con una importante asistencia, 550 inscriptos y más de 50 intervenciones, se trató de pensar al autismo desde la ética psicoanalítica en contraste con la práctica estandarizada basada en la “evaluación”. Es decir, en lugar de dominar y adiestrar al sujeto, apuntar a obtener su consentimiento subjetivo. Distintas presentaciones clínicas daban cuenta de cómo es posible pasar del ruido al grito y del grito a la palabra. El psicoanalista Eric Laurent habló de cómo el autista construye una especie de cápsula en su entorno. Se procura entonces durante el tratamiento de establecer una zona, un borde. Esto a través del juego, juego psicoanalítico sosteniendo la transferencia y en el que el analista presta su cuerpo, su persona para ser utilizado como “objeto”. La extracción de este objeto permitiría el pasaje del grito a la palabra como un modo diferente de vincularse con el Otro.
Fte: www.elp-debates.com



JAVIER ARAMBURU, Buenos Aires- Abril 2010

Se cumplieron 10 años del fallecimiento del analista argentino Javier Aramburu. Discípulo directo de Oscar Masotta, uno de los fundadores del “Seminario Lacaniano” y en 1992 uno de los participantes de la fundación de la Asociación Mundial de Psicoanálisis en Buenos Aires. Quienes lo conocimos no podemos menos que sumarnos a la siguiente semblanza que, a modo de homenaje de su obra y trayectoria, hizo Jacques- Alain Miller:
Aramburu pensaba que era esencial que los analistas no se depriman porque el inconsciente depende de ellos. Adheria a la concepción lacaniana de que el inconsciente no es ontológico sino ético, es decir su existencia o inexistencia es ética, su existencia depende de un deseo: el deseo del analista. Y la depresión sobreviene en la falla del sujeto que ha cedido su deseo para ser-como-todos. En este ser-como-todos es donde se ponen en juego los ideales, los ideales aparecen allí donde desfallece el deseo.

Aramburu durante toda su trayectoria sostuvo aquello de que de nuestra posición de sujetos somos siempre responsables. Esto es muy freudiano, para Freud somos responsables del contenido onirico de nuestros sueños. Si no asumimos esa responsabilidad estamos fuera del psicoanálisis. Y Aramburu sostuvo esa responsabilidad hasta el final.

Fte: Gentileza www.revconsecuencias.com.ar ( Nota extractada y condensada del Nr. 4 de la revista DIGITAL Consecuencias – dirigida por Mario Goldenberg , y no revisada por el Sr. Miller)


PLATZ DES PSYCHOANALYTISCHEN DISKURS, Berlín - Julio 2010

Desde marzo de 2010 funciona el „Platz des psychoanalytischen Diskurs” ( Lugar del discurso psicoanalítico). Se constituye así en Berln el primer lugar adscripto al Campo Freudiano para la reflexión y el intercambio de ideas, la lectura y estudio, la producción escrita de temas relacionados con el psicoanálisis tal como es concebido dentro del campo freudiano. Con estructura bilingüe castellano / alemán sus puertas estan abiertas a todo interesado en el psicoanálisis. Reflexión sobre casos clínicos, lectura comentada, seminarios y “Carteles” para producción de escritos serán sus modalidades de funcionamiento. El eje del trabajo en el 2010 es “el inconsciente freudiano y el lacaniano”. Para el 2011 se trabajará el arco que va del síntoma clásico a la clínica de los nudos lacanianos que ofrece nuevas perspectivas para el tratamiento de las neurosis y el abordaje de las psicosis.
Para más información: claudiosteinmeyer@yahoo.es

Dienstag, 25. Mai 2010

La suerte y la brújula en la cultura del malestar






a mis hijas Julia y Diana, que un día me empezaron a preguntar por la suerte





Leí una vez, creo que en Paul Auster, lo importante no es tener buena suerte o mala suerte, sino tener suerte. Quizás sea éste un camino posible hacia la felicidad de algunos.

Yo no busco, encuentro. Es otra variante.
A la suerte hay que ayudarla. Y los lectores seguro conocerán muchas mejores expresiones que apuntan a lo mismo.

En este sentido, pienso que lo contrario de la suerte, sería la quietud.

Freud, en el Malestar en la Cultura, le dedica un párrafo interesante al examinar la quietud.
La quietud es el método más inmediato para protegerse contra el sufrimiento que ocasionan las relaciones humanas, y así, llegar a la felicidad. Quedarse quieto, aislado de los demás. Puede entenderse así la fantasía robinsonena.

La suerte cuando nos es adversa nos es incluso más esquiva, ya lo canta el tango en Yira Yira, y nos preguntamos entonces amargamente por cuál es el sentido de la vida. Freud hace un comentario de peso sobre esta pregunta: se trata de una vanidad antropocéntrica, y que para eso está la religión: para darle un sentido a la vida.
Religión a la que Freud describe sin ambages: es un delirio colectivo. Pero me parece que no debemos apresurarnos a tomarlo como un juicio despectivo, sino como delirio en sentido psicoanalítico, se ama al delirio como se ama a sí mismo. Y agrega que la religión logra evitar a muchos seres la caída en la neurosis individual. O sea, que ahí donde falla la religión aparece el campo del psicoanálisis.

Para ser feliz hay que tener suerte ? Puede el psicoanálisis hacer algo por la felicidad ? E incluso, puede el psicoanálisis hacer algo por la suerte ? Respecto del último interrogante, creo que puedo decir algo.


En general el ser humano aspira a la felicidad, y cómo lo logra: evitando el displacer y el dolor pero también disfrutando de las sensaciones placenteras, en otras palabras el menú de la vida viene dado por el soft del principio del placer.

Pero ante el principio del placer choca casi todo. Menudo principio. El soft tiene un virus, falla. De esto se trata en el malestar en la cultura. El plan de la "creación" no incluye que el hombre sea feliz, concluye Freud.
La felicidad, es así, casi, una utopía.

Y precisamente es la felicidad lo que se nos demanda en análisis, recuerda Lacan en La Etica. y agrega, en Radiofonía y Televisión, que lo que del psicoanálisis se puede esperar, es elucidar el inconsciente del que se es sujeto.

En cambio a la desgracia, la infelicidad, la encontramos a diario: los achaques del cuerpo, las fuerzas del mundo exterior y completando la lista, las relaciones humanas (familia, estado y sociedad).

Para regular estas últimas hemos creado instituciones políticas, administrativas, económicas, culturales, familiares, pero que no nos han proporcionado mayor felicidad.

La cultura en pluma de Freud es la suma de las producciones e instituciones que distancian nuestra vida de los animales, hoy día diríamos de la naturaleza según Levi-Strauss.
En la evolución filogenética del ser humano, el pasaje a la postura erguida señala el paso de la naturaleza a la cultura, con sus principales logros fundacionales:
la conquista del fuego, la ley, el derecho y podríamos situar aquí: el lenguaje, no el lenguaje de las abejas, sino el lenguaje del equívoco, el lenguaje del permanente desencuentro entre el soporte material de la palabra y sus significaciones. Así es como nacieron los chistes, los actos fallidos, el inconsciente, y porque no, la suerte.
Ya que en lo real no hay suerte, lo que tiene obsesionada a la física cuántica desde hace años, obligada a introducir la estadística para establecer las posibilidades de encontrar en electrón en un momento dado y en un sitio determinado. Para ver pasar al susodicho electrón, hay que hacer intervenir al azar, hasta que algún día una ley física lo incorpore al campo de la exactitud científica.


Pero, estos logros culturales entran en conflicto con la satisfacción de nuestras libido.
Y especialmente con nuestras tendencias agresivas, destructivas, el instinto de muerte. Y por eso falla el soft del principio del placer.

La cultura refleja, según Freud, el choque permanente de aquello que estamos hechos: libido y muerte, la evolución cultural es entonces la lucha de la especie humana por la vida.


Estas tendencias agresivas, que antes de la cultura eran volcadas sobre el objeto externo, han sido introyectadas y retornadas cual boomerang contra el propio yo. El culpable de esta agresión endopsíquica es el super-yo, que para los castellanos es aún mas super. En alemán Freud lo bautizó Über-ich, o sea algo que esta por arriba del yo o sobre-yo.
Te odiarás a ti mismo como a tu prójimo, tal paráfrasis podría reflejar la moral superyoica, pero que Lacan sintetiza mucho mejor con el imperativo: Goza !.

A partir de aquí el hombre deja de ser castigado por cometer un "pecado", ahora tiene su castigo con solo pensarlo, y como para colmo los pensamientos inconscientes tampoco escapan a la vigilancia del super-yo, el pobre sujeto, a menos que se analice, no tiene ni noticias de estos pensamientos, y se pregunta todo el tiempo por qué la vida no le sonríe.

Y de aquí llegamos a la angustia y al sentimiento de culpa.

Lo bueno y lo malo se funden en una ecuación cuya incógnita una vez despejada se traduce en el miedo a la pérdida de amor: la Hilflosigkeit dice Freud, el desamparo. Entonces lo malo queda como aquello que amenaza con la pérdida de amor. El poder del super-yo se centra en este principio.
Si el destino nos es adverso significa que ya no somos amados, y entonces redoblamos el sometimiento al super-yo, y toda nueva renuncia a la satisfacción aumenta su severidad ,pues los componentes agresivos de la pulsión a la que se renuncia alimentan al super-yo que entonces exige más. Es un círculo vicioso.
Esta reacción en cadena la describieron muy bien tanto Freud como Lacan.
Y Freud señala: la adversidad (la frustración del exterior) , intensifica enormemente el poderío del super-yo, mientras la suerte sonríe al hombre, su conciencia moral es indulgente y concede grandes libertades al yo, en cambio, cuando la desgracia lo golpea las exigencias de su conciencia moral (el super-yo) aumentan.

Es curioso este hecho, pero es esencial: cuanto peor nos va en la vida, peor se vuelve el super-yo, cuanto más renunciamos a nuestros deseos, más exigente se vuelve el super-yo y según cada caso, el sujeto puede estar más volcado a la quietud.
De este conflicto, a muchas personas no les llega más que un difuso reflejo a través de angustias etéreas , sentimientos inexplicables de culpa, sensación de andar desorientado por haber perdido la brújula de la vida.
Además, siguiendo la metáfora, en la cultura actual ni siquiera es necesaria la brújula, tenemos el GPS, es decir como dijo un colega recientemente en Twitter, ya ni siquiera es necesario pensar, aprender un camino, seguimos a la voz. Ya no se hace camino al andar, hay camino !!


Según mi entender en las grandes crisis: desocupación, hiperinflación, ataques terroristas, calamidades naturales, sublevaciones, golpes de estado, corralitos (no me refiero al del fort-da), el sujeto puede justificar más fácilmente su desgracia al atribuírsela al exterior, es decir el sujeto se implica menos en su destino, y esta es otra variante exquisita del super-yo, desorientar al sujeto en el encuentro de su deseo.


Entonces cómo hacer para que la suerte nos sonría ? No se trata de la suerte al echar una moneda, de esa suerte ya nos ilustraron muy bien Poe y Lacan con la carta robada, es una suerte que reproduce cierto automatismo. Es la suerte del automatón, cuya lógica exaspera al jugador compulsivo a descifrar sin limite.
En cambio la suerte de encontrar una moneda, no importa si cara o ceca, esta ya es otra clase de suerte. O en el plano sentimental la suerte de encontrar al amor de mi vida, o por qué no, la suerte de encontrar un analista.



En estas suertes se trata de la Tyche, hallazgo del griego que introduce Lacan para explicar esa suerte a la que sale uno al encuentro, es cuando el destino sonríe. Es la suerte que se produce en el movimiento del deseo. Desear. Y desear es la metonimia del discurso de la demanda, es el cambio por el cambio mismo, el cambio de objeto, y no el objeto (que es donde se empantana la demanda), es el cambio en torno de una nada, esta nada que nos introduce la cultura. Y vivir viviendo ese deseo, tal es la suerte que puede proporcionar el análisis en el que la pérdida de consistencia del Otro se traduce en un relajamiento del super yo.

Articular las letras de ese destino que significa la línea de la vida humana, hallar el nombre de la felicidad de cada uno.


Berlín meridional, mayo 2010




Bibliografía y música citada y/o recomendada:
S. Freud - El malestar en la Cultura
J. Lacan - La ética del Psicoanálisis - Libro VII
J.Lacan - Radiofonía y Televisión
E.A. Poe- La carta robada
P. Auster: quien encuentre la cita agradeceré me haga saber en qué libro está.
J.L.Borges: Ficciones
E.S. Discepolo - C. Gardel / Los Piojos: Yira, Yira
Los redonditos de ricota: Vencedores Vencidos

Dienstag, 2. März 2010

El paciente inglés

Hemos estado intentando reemplazar la palabra „paciente“ por la de „analizante“. Parecería que esta operación tuvo menos éxito que el de “ persona” por “sujeto”, o “fantasía” por “fantasma”. Y para qué hablar del contundente aporte psicoanalítico del Trieb en lugar del Instinkt.

A lo mejor es que efectivamente algo del sujeto es paciente, e insiste.
Sobre todo nos ocurre en el lenguaje coloquial, quizás menos en las comunicaciones científicas, pero incluso al paciente lo hallamos en los seminarios de Jacques Lacan.

¿Se tratará entonces de pensar la cuestión por la via del significado antes que cambiar de significante?


Cuando alguien nos consulta, en realidad ya hay algo del orden de la paciencia que se perdió, algo del fantasma vaciló, ya no funciona como decorado ante lo que no cesa de no escribirse, a saber la falta de complementariedad natural de la pulsión y su objeto.

Entonces, ¿el discurso del hanalizante (con h de histérica) es incompatible con la designación de paciente? No, a condición de que como mínimo situemos la relación con el saber.
Freud recomendaba a sus pacientes aplazar toda decisión importante durante la cura, tener paciencia. También la paciencia es promovida para el analista, el león solo salta una vez, nos enseñaba Freud.

Con las prisas de hoy, dicha recomendación resulta poco practicable, pero sin duda, la sola instalación y atravesamiento de la transferencia pone a prueba la paciencia; saber esperar hasta dar ese cuarto de vuelta en el que el saber se encuentra con la verdad.


En cuanto a la palabra “paciente”, quizás hubo una epoca en la que se buscaba desalojar al discurso médico del sujeto, reestableciendo la dignidad subjetiva ante el ser-objeto-paciente de la mirada médica. El enfermo sufre, está acostado, le duele, se queja, el médico sabe lo que le pasa, le receta algo y se cura, poniendo fin a la demanda. Happy End. Claro que no es éste el modelo que inventaron Freud y sus...pacientes. En la época en que clamaban ser escuchados mas allá de la demanda


Aunque algo se mantiene: la posición recostada en el diván. Pero algo profundo se subvierte: la relación al saber, y ahí estaría la diferencia entre el “paciente” médico, y el “paciente” analítico.


Un poco de refrescante etimología de la Real Academia

a) tener paciencia: e.d. la virtud del que sabe esperar con calma una cosa que requiere tiempo (no está mal, hay un saber del lado del sujeto, una espera virtuosa y el acento queda del lado de la cosa)
b) ser paciente: persona que padece una enfermedad, sujeto que recibe la acción del agente. En este punto, quizás, podríamos pensar al sujeto sometido al goce del Otro.


Se nos critica que los análisis son largos, que el paciente no quiere ser paciente mucho tiempo, pero nada comparado con el tiempo que tuvo el sujeto a lo largo de su vida, minuto a minuto, para construir su neurosis. Una neurosis de la que el sujeto quedó paciente y nosotros tomamos el relevo.

El sujeto hará un camino desde ser paciente hasta hacerse semblante del objeto. Momento en el que puede nombrar – y acotar- el goce a partir de la experiencia analítica de la pérdida del objeto. Descubrimiento de su modo de sujeción de los tres registros.

En fin; hay desde donde pensar para darle ética y alcance analítico a la palabra paciente, sin querer connotar con ello una posición de supremacia respecto del sujeto, que trabaja en el diván y nos paga por ello.

Ya está, me decía un colega amigo, seguí así y vas a terminar propiciando la palabra cliente, con la que en los EE.UU. designan a los pacientes.
Pero ahí veo el límite más claro, el cliente paga por algo, el analizante paga por la inconsistente nada, lo sabe sin saberlo hasta que lo descubre...pacientemente. Se trata de toda la diferencia entre el plusvalor que paga un cliente (sea cual sea su sexo) y el plus de gozar, que en cada hombre, cada mujer, dejará marcas únicas.
El cliente es un invento del capitalismo, mientras que el psicoanalista es un invento del paciente.


Berlin, casi primavera del 2010

Donnerstag, 28. Januar 2010

Seminar: Die Psychoanalyse heute.

Frequenz: jede zwei Wochen
Termine: Samstags
Uhrzeit: 17:00 bis 18:30
Beginn: Samstag den 20 März 2010
Adresse: Droysenstr. 19 - 10629 BERLIN
Koordination: Claudio Steinmeyer
Infos unter: 0160 9103 9511 oder claudiosteinmeyer@yahoo.es



Ein überblick ausgewählte freudianische und lacanianer Texte (spanische Übersetzungen), mit der Absicht um uns zu erklären wie hat sich die Psychoanalyse entwickelt und hauptsächlich, hat sich der Subjekt des Unbewusstes modifiziert? haben sich die Symptome geändert? Wird die aktuelle wirtschaftliche Krise Auswirkungen haben auf dem Begehren, auf der Liebe und sogar auf der Art des Genusses ? Situation der Psychoanalyse in Argentinien, Spanien und Deutschland.
Um teilnehmen braucht man keinen psychoanalytischen Background zu haben.

Donnerstag, 7. Januar 2010

Inodoro Pereyra, el afantasmado


El chiste y su relación con Fontanarrosa



Roberto Fontanarrosa, el negro, nació en Rosario, Argentina. Ciudad estratégica a unos 300 km al NE de Buenos Aires. La denominaban la “Chicago argentina”, antes que por Al Capone, por su otrora floreciente industria del corned beef.
A orillas del solemne Rio Paraná, tiene dos importantes y archirivales equipos de fútbol: Rosario Central y Newell´s Old Boys. Él era seguidor del primero, acérrimo. En fin, una ciudad fluvial, futbolera, en el interior del país, en algo semejante a la querida Berlin donde escribo estas líneas.
Asiduo concurrente al café El Cairo, fue autor de novelas, cuentos y varias tiras cómicas publicadas en los diarios durante 25 años: Boogie el Aceitoso e Inodoro Pereyera son sus dos principales historietas. A mi gusto de la talla de Mafalda aunque con un humor menos intelectual y más cercano al chiste verbal, acompañado por los simples trazos de los dibujos, casi pre-textos de los diálogos.
De estos personajes mi favorito es Inodoro Pereyra, quizás el último de los gauchos, vive en un humilde rancho al costado de la pampa y junto a su enorme compañera Eulogia, enorme por su afecto y por su tamaño: un bastión contra la anorexia, según la describe Pereyra)
Ellos saben del amor, se dan lo que no tienen. Y los acompaña Mendieta, el perro-que-habla, y por lo tanto sujeto también no a la correa sino a las leyes del inconsciente.




Pereyra es un hombre sencillo, aunque a veces presumido, telúricamente práctico, pícaro y a la vez ingenuo, afectuoso aunque no muy afecto a proletarizarse, hasta diría que Homero Simpson tiene algo de él. Conocedor del arte la política y el psicoanálisis: hablando de La Candelaria en una reunión, interviene refiriéndose al pasado futbolístico de Lacan-del-área.



Freud, en pleno entusiasmo tras su descubrimiento de la causa y leyes de los sueños, se ocupó de estudiar los resortes de ese otro producto humano: el chiste.
Para ello se sirvió de muchos ejemplos tomados de las tiras cómicas publicadas en su época, p. Ej., en el Fliegende Blätter, y de similar contenido crítico, satírico político que los de nuestro personaje.

A simple modo de homenaje a Fontanarrosa, que se nos fue el 19 Julio de 2007, buscaremos algunas analogías entre los clásicos ejemplos victorianos de Freud y su aggiornamiento a la geografía contemporánea de la extensa pampa argentina.

Freud resume su brillante clasificación de la técnica los chistes, en dos grupos:

Verbales: vía el juego de palabras / letras: diríamos hoy, tras Lacan, condensación del significante.

Intelectuales: vía los pensamientos ligados a las palabras, diríamos ahora, a través del desplazamiento del sentido, precisamente por la significación fálica entran aquí los chistes de doble sentido sexual, se dobla pero no se rompe acotaría Mendieta.

En el primer grupo encontramos los famosos chistes freudianos como el de “famillonario” o los chistes por similicadencia muy explotados por Fontanarrosa:




Un frío día de invierno llega el sargento Gaitán junto a su ayudante, el cabo Sosa, y le explica a Pereyra que al cabo lo trae “de ladero”.
- Para qué lo trae de heladero, con este frío no le vende un helado a nadie.


Los indios pampas también son frecuentes visitantes de Inodoro Pereyra, un día se presentan sedientos y desesperados:
- Buscamos algún arroyo de aguas surgentes, por la sequía
- Es que si no consiguen aguas urgente se mueren de sed, jefe Pinzón.

Pinzón le cuenta entonces que su tribu desciende de los calabreses, “con decirle que nuestro dios de la lluvia se llama Di Luvio”.

Otro día el sargento Gaitan lo increpa:
- Y su rastra que parece de plata, no es de plata, es de lata.
- Una rastra que es de lata no es una rastra, es una delatora.

Los loros son otros de los miembros del coro de la historieta que aparecen para tomarle el pelo a Pereyra, él los amenaza con que les llegará el “lorocausto”.


En los chistes intelectuales, nos explica Feud, intervienen el desatino, el doble sentido y generan un desconcierto, sorprenden al oyente con otra lógica, su esclarecimiento hasta la risa requiere de un tiempo de comprender.
Freud dice que estos chistes por desplazamiento de sentido son menos corrientes, y nos da como ejemplo el del caballo de Presburgo.
Pero si de caballos hablamos, quien mejor que el gaucho Pereyra !

- “Fui en el caballo negro a buscar trabajo. No encontré así que prefiero desensillar hasta que aclare. ”Le comenta Pereyra a su señora.
- “Y cuando volverá a buscar?”, apremia Eulogia
- Y bueno....hasta que un caballo negro se aclare.


Los turistas nunca dejan de visitar el legendario rancho de don Inodoro, de “arquitectura gótica, no sabe las goteras que tiene.
Y un par de ellos le preguntan:
- Quisiéramos comprar un souvenir, un recuerdo de la pampa.
- Bueno yo tengo un recuerdo de cuando siendo niño me caí adentro de un aljibe. A ése lo tengo barato.

Múltiple empleo del mismo material, siguiendo las descripciones freudianas:

Un día le ofrecen a Pereyra el cargo de representante del pueblo, él, emocionado agradece:
- yo estoy comprometido con mi tierra, casado con sus problemas y divorciado de sus riquezas.


Pereyra pierde en la quiniela y un amigo le recuerda el dicho “desafortunado en el juego, afortunado en el amor”.
- del dicho al lecho hay un largo trecho, sostiene Pereyra.

Cerrando estos ejemplos, uno que sería una paráfrasis del utilizado por Freud y que Lacan citó en su homenaje Freud en el seminario III.

- Mire Mendieta, como será la explosión demográfica en el Congo que está naciendo gente que no había nacido nunca.


En fin, simplemente tratamos de extraer algunos chistes a modo de recordatorio y a la vez refrescar lo que nos descubre Freud: con el chiste nos abandonamos por un momento al país del inconsciente para regresar con una sonrisa, con el placer de haber ahorrado.

- ahorrado qué ? preguntaría Mendieta.
- gastos de inhibición, el superyo que le dicen.
- Menudo ahorro, se va a hacer Ud. rico. No se olvide de los parientes pobres.
- No se preocupe Mendieta, que los trataré muy famillonariamente.


Si el sueño es la vía regia hacia el inconsciente siguiendo los vericuetos del deseo, el chiste es un juego desarrollado. Definición de peso, tratándose de Freud, que de tan cristalina puedo opacarnos su alcance.
Espero que el lector haya disfrutado con estos chistes porque en definitiva será él quien asegure, con su sorpresa, que son tales.

El “Witz”, citando a Lacan, “ilumina la división del sujeto consigo mismo, ya que en el Witz el significante juega y gana antes que el sujeto se percate de ello”.
Fantasmado, antes que afantasmado.

Berlín, víspera de Reyes, 2010



Bibliografía de referencia:

“El Chiste y su relación con el Inconsciente”, S. Freud, 1905, Biblioteca Nueva, T 1

“Posición del Inconsciente”, J. Lacan, Escritos II, Edit Siglo XXI

“Inodoro Pereyra” – Roberto Fontanarrosa, Ed. de la Flor, Bs. As. Argentina
“Inodoro y su Tata” por Judith Gociol en: http://www.negrofontanarrosa.com/