Dienstag, 12. Februar 2013

Berlín / Reunión "Psicoanálisis y Arte" / Treffen "Psychoanalyse und Kunst"

Reunión / Treffen:
"Extensiones del cuerpo" / „Extensionen des Körpers“
(Übersetzung auf Deutsch siehe bitte unten)

El jueves 7 de marzo 2013, de 19:00 a 20:30 hs, nuestra invitada, la psicoanalista Irene L. Accarini (EOL-AMP) nos hablará sobre su último tema de trabajo "Extensiones del cuerpo".
La reunión se celebrará en el café "Hardenberg", Hardenbergstr. 10 - 10623 Berlín (S-Bahn Zoo / U2 Ernst Reuter Plz). Entrada libre pero rogamos confirmar asistencia enviando mail a claudiosteinmeyer@gmail.com



ABSTRACT
"Extensiones del cuerpo"
El proyecto de este trabajo es interrogarse qué es un cuerpo para el
psicoanálisis y qué es un cuerpo para la experiencia artística. El
cuerpo como presencia de lo real, capturado en imágenes y a su vez
trama de significantes que alejan tanto al concepto como al fenómeno
cuerpo en psicoanálisis de toda noción de organismo. Si bosquejamos
los recorridos de la pulsión en el cuerpo, y sus otros destinos
sublimatorios, nos encontraremos con cuerpos singulares hechos de
fragmentos y objetos, que nos hacen pensar en lugares extra-cuerpos.
Del mismo modo pueden presentarse los objetos artísticos, como
verdaderas extensiones del cuerpo. Desarrollaremos estas ideas y el
modo en que se enlazan como destinos del cuerpo pulsional el arte y
psicoanálisis.
Tomaremos como ejemplo las creaciones de artistas
mujeres contemporáneas.



Irene Leonor Accarini, psicoanalista, miembro de la Eol y la Amp.
Miembro fundadora de la Asociación de Interacción Arte y Psicoanálisis.
Docente de la Universidad de Tres de Febrero.(Untref)
Docente del Postgrado del Instituto Universitario del Arte. (Iuna)
Artista conceptual.Integrante del Proyecto "Recorridos"

===============================================

 Treffen mit unserer Gast Irene Accarini, Psychoanalytikerin (EOL-AMP),  am Donnerstag den 07.03.2013 von 19:00 bis 20:30 Uhr. In "Cafe Hardenberg" - Hardenbergstr. 10 - 10623 Berlín (S-Bahn Zoo / U2 Ernst Reuter Plz). Eintritt frei, aber wir bitten Sie um Voranmeldung an claudiosteinmeyer@gmail.com 


ABSTRACT:
„Extensionen des Körpers“

In dieser Arbeit werde ich der Frage nachgehen, was ist ein Körper für die Psychoanalyse und was ist er in der Kunst und in der Kunsterfahrung. Der Körper als reale Präsenz, gefangen in Bildern und zugleich als Verflechtung von Signifikanten, entzieht sich als sowohl als Begriff als auch als Phänomen jeder Bestimmung als eines bloßen Organismus. Betrachtet man den Kreislauf des Triebes im Körper und in anderen sublimierten Zielen, begegnet man einzigartige Körper aus Fragmenten und Objekten bestehend, die wir als Extensionen der Körper bezeichnen können.
Kunstwerke können genau so verstanden werden, als echte Extensionen des Körpers. Ich werde diese Ansichten entfalten und dabei die Verbindung zwischen Kunst und Psychoanalyse erörtern, insofern beide mit den verschiedenen Schicksalen des triebhaften Körpers zu tun haben. Als Beispiele dafür werden Kunstwerke von zeitgenössischen  Künstlerinnen analysiert. 



Irene Leonor Accarini, Psychoanalytikerin, Mitglied der pyschoanalytischen Schule EOL (Escuela de orientación lacaniana) und AMP (Asociación mundial de Psicoanálisis). Mitgründerin des Vereins „Kunst und Psychoanalyse  im Zusammenspiel“.

Dozentin an der  Universität „Tres de Febrero“, Buenos Aires. Dozentin an der Universität der Künste Buenos Aires (IUNA).

Mitwirkende Künstlerin an dem konzeptuellen Kunstprojekt „Recorridos“.








Sonntag, 3. Februar 2013

EL ENJAMBRE* ZUMBA



 (una parábola)
 por Claudio Steinmeyer, Berlín, febrero 2013



Había una vez un enjambre.  Como todo enjambre que se precie, este contaba con una reina, su miel, sus obreros y obreras, sus zánganos y zánganas. Los zánganos además de zanganear, gustaban de leer a Foucault.
El enjambre estaba en aquellos días a la búsqueda de una casa para poner una colmena. Pasar de la naturaleza a la cultura. Así es como llevaba mucho tiempo a la deriva, arrastrada por los vientos del norte se desplazaba cada vez más al sur.  Los miembros más jóvenes comenzaron a mostrar los primeros signos de fastidio y malestar. La hábil reina, que sin duda poseía cualidades de líder y que había leído el diario de Colón, prometió la pronta llegada a un paraíso para motivar a su agotada tropa.
Ella temía que sus seguidores se amotinaran y buscaran una nueva reina, o acaso un rey.
En el mundo de los enjambres los hay naturales, que no entran en el sistema de producción industrial, lo que se llama una colmena. Hay también enjambres parásitos, es decir, aprovechan colmenas abandonadas. Y hay enjambres piratas que desalojan a los habitantes de otras colmenas quienes en un momento de confusión han bajado inocentemente la guardia permitiendo así la entrada a los colonizadores.
Pero el enjambre del que nos ocupamos en este relato no entró a la fuerza, sino más bien con un truco, una especie de caballo de Troya. La reina decidió alojarse en una colmena ocupada sin recurrir a la fuerza, con el sólo arte de su danzarina seducción. Obreras y zánganos asistieron fascinados a promesas de miel eterna y de la construcción de una dinastía trascendente incluso a las posteriores generaciones.
Pero al pasar el tiempo la miel de la colmena ocupada comenzó a escasear. La reina decidió entonces sí apropiarse temerariamente de la miel de colmenas vecinas, amparada en parte por los argumentos del CZS - Consejo de Zánganos Sabios que a la sazón leía a Badiou (Alain). Fue entonces un procedimiento más rápido, efectivo y lucrativo que el engorroso mecanismo de producir miel propia con el néctar de las flores.
Incluso para aumentar el stock, se diluyó la miel con agua y esto generó inmensas expectativas de bonanza eterna. Tal es así, que con esta abundancia se permitieron vender el excedente de miel diluida a las colmenas vecinas que habían sido saqueadas.  Pero el tiempo continuó pasando – y como era de esperar – la miel diluida escaseaba.
Cada abeja comenzó entonces a guardar celosamente su porción. Surgieron así las primeras escaramuzas entre los miembros del enjambre para quitarse los víveres. Cuando el hambre y la escasez se extendieron a casi todo el conjunto, un anciano zángano recordó un grueso y abandonado libro en su biblioteca. En él se transmitía la sabiduría apícola y la técnica  ancestral de como producir la miel a partir del néctar.
Con renovado entusiasmo y esperanza, obreras y zánganos salieron a la luz y al aire libre decididas por primera vez en producir su propia miel. Pero era demasiado tarde. Descubrieron con espanto que hacía tiempo que las flores habían desaparecido ante la falta de abejas que las ayudaran a reproducirse.
Y el enjambre comenzó a zumbar.



*En el Seminario XX, Jaques Lacan, recurre a una homofonía en francés  entre essaim (enjambre) y S1, cuasi-homofónicos, para pluralizar el significante amo.